seguro de decesos para defunciones

¿Qué pasa si muero y no tengo seguro de deceso?

Un seguro de deceso es una póliza que se encarga de hacer frente a todos los gastos generados por el fallecimiento de una persona. En ellos se incluyen posibles traslados a nivel nacional e internacional, el coste del ataúd y el alquiler de la sala en el tanatorio, así como la incineración o inhumación del fallecido. Pero ¿qué sucede cuando alguien muere sin haber contratado uno en vida? Aquí vamos a explicarlo.

Seguro de deceso: lo que dice el Código Civil

No hay ninguna ley que obligue en España a la contratación de un seguro de defunción. En este sentido, el Código Civil, en su artículo 1894, expone que la obligación de abonar los gastos del sepelio y el funeral corresponden «a quienes habrían tenido la obligación de alimentarle en vida». Evidentemente, hacemos referencia a su cónyuge, hijos o progenitores. También a sus hermanos.

¿Cuál es el precio de un funeral?

Actualmente, casi el 50 % de los españoles están cubiertos por un seguro de deceso. Una cifra que no es de extrañar teniendo en cuenta el precio que puede alcanzar un funeral. No olvidemos que, de media, un sepelio en España cuesta 3500 € aproximadamente. Este precio suele incluir solo:

  • El ataúd en el que el fallecido será enterrado o incinerado.
  • El traslado en el coche fúnebre desde el hospital, juzgado o domicilio hasta el tanatorio.
  • La sala del tanatorio en la que se realizará el velatorio.
  • Los gastos de cremación o inhumación del fallecido.
  • Las tasas del certificado de defunción.

Sin embargo, esos 3500 € de los que hemos hablado anteriormente pueden verse incrementados. ¿Cómo? Pues mediante la adición de extras como, por ejemplo, oficios religiosos, flores y coronas o esquelas. También debemos hacer mención al importe de la urna en el caso de las cremaciones y de las lápidas y nichos en el de las inhumaciones.

Tampoco es raro que se incluyan servicios de catering para los familiares y quienes asisten al velatorio. Con todo esto, la cifra puede multiplicarse fácilmente por dos.

👉 ¿Te interesa saber más de este seguro?

📞 932 11 93 10

Entonces, ¿es rentable contratar un seguro de defunción?

Sin duda, la respuesta es que sí. Sobre todo, si se contrata cuando el asegurado es joven e implica menos riesgos para la compañía, ya que sale más económico. Además, no solo es una cuestión de dinero. No podemos olvidar que este tipo de pólizas se hacen cargo de todo lo relacionado con el funeral, de modo que los familiares pueden despreocuparse y centrarse exclusivamente en despedirse de su ser querido.

En definitiva, un seguro de deceso es una póliza cuya contratación resulta muy interesante. En Seguros Matmeu brindamos la posibilidad de contratar uno con todo tipo de servicios y coberturas incluidas. Así cada persona puede hacerse con la que más se ajusta a sus necesidades.

Sin comentarios

Añadir un comentario